miércoles, 2 de abril de 2014

AL FINAL DEL VERANO, JESÚS GARRIGA

Cuando empecé este blog lo hice no sólo con la idea de incluir recomendaciones de artistas que me llenaran o inspirasen, sino que también tenía en mente hacer pequeñas reseñas de discos que considero imprescindibles.

Bien, hace unos meses el canario Jesús Garriga sacó un EP (algo así como medio disco) al que tituló “Al final del verano”, en él podemos encontrar seis temas que han sido el resultado de muchos viajes y lucha para tratar de sobrevivir de la música.

El disco ha sido financiado gracias a una campaña de crowdfunding, cuenta con la producción de Gonzalo Lasheras y un cuidado y bonito diseño a cargo de Anju Lalwani.
 

Sin grandes artificios “Al final del verano” es un trabajo muy acústico, en el que las letras toman una gran importancia y fuerza poética. 

TRACKLIST y ANÁLISIS

Vendrán las alas, el primer corte del EP, es una canción elimina distancias. Una canción que trata de dar fuerzas, ánimo y esperanza cuando todo parece conspirar en contra. Una canción salvavidas con coros de Nerea Nekán. “Si no puedes volar…te doy mis alas”.

Al final del verano empieza con la profundidad del piano de Tito Dávila y tiene el sabor de la sal. Es la estampa de un pueblo de mar y sus gentes cuando el verano toca ya a su fin y probablemente quedará nuevamente vacío. Casi un óleo musical.

Dentro es una canción desgarrada y que desgarra también por dentro, surgida ante la propuesta de otros cantautores de que se dejara la garganta y el alma en una canción. Una canción que bien podría hablar de la relación amor odio con la música. Amor cuando las cosas te van bien, odio cuando no levantas cabeza. Pero a fin de cuentas siempre dentro.

Aunque fuera haga fútbol es probablemente una de las canciones más emotivas de Garriga. Una oda al oficio de cantar, al arte de llevar bajo el brazo tus canciones y tus discos sin más apoyo que el boca a boca, sin saber si irá gente al local y si te dará para comer durante mucho tiempo. Pero aunque las cosas vayan mal sigues, porque la música te llena. Habla también de la gente que espera al otro lado y que desea que todo te vaya bien.

“Hoy canté casi bien y lloraron, vendí cuatro discos a seis gatos, tu noche fue un regalo…”

Náufrago de luz habla de la sensación de sentirse perdido de repente, aunque pronto llegue alguien para devolverte el rumbo. El violín de Marino Sáiz dándole el mejor de los colores y la poesía que encierran la convierten en uno de mis temas preferidos del EP. Como curiosidad decir que esta canción ganó en el año 2012 el premio a la mejor letra en el certamen de cantautores de Elche.

Pacto, el tema que cierra el EP es un tema hecho por y para los amigos, esos que siempre te acompañan en tu camino, con los que te gustaría hacer un pacto eterno para estar siempre cerca. El artista sin público no es nada. Un genial homenaje para cerrar este trabajo.

“Sabiendo ser mortal…logramos ser eternos…”

Fotografía: Mar Argüello

4 comentarios:

  1. La de "Vendrán las alas" no sé dónde la había escuchado antes pero era y sigue siendo enorme, además con Marino al violín mejora muchísimo. Muy buena reseña.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras DKTMK7, me alegra que te guste la reseña, ojalá puedas hacerte con el EP, muy recomendable.

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. de casualidad te he encontrado
    Un abrazo
    me gusta to filosofia de letras

    ResponderEliminar